Soñar con personas que han muerto (parte 2)

Nunca olvidaré a mis abuelas. Una de ellas murió hace algunos años y la recuerdo con cariño y respeto. Era una persona muy hábil en la pintura aunque lamentablemente tenia Alzhaimer, por lo cual recuerdo perderme en sus ojos azules como quien busca en un océano un tesoro escondido. Eso me dolía mucho y aún me duele….pero recuerdo su fortaleza y su mal humor, su olor a secretos guardados, y me lleno de alegría.

La primera vez que soñé con ella, estaba perdida. Tocó a la puerta de mi departamento preguntando donde estaba, molesta, como si fuera evidente que se supone que esa puerta (la mía) debía llevarla a su hogar. Cuando abrí la puerta blanca y vi su cabello cano, su voz fuerte, vestida con un hermoso vestido azul con flores y toda esa energía, me dio un brinco el corazón, me sorprendí pues nunca sospeche siquiera que ella estuviera allí. Fue un sentimiento difícil para mí pues me entristecía que ella -aún- no me reconociera, pero estaba tan llena de vitalidad… Recuerdo que quería abrazarla (a ella nunca le gustó eso), quería llevarla adentro y decirle que estuviera tranquila, pero en cambio, me limité a sonreír y a preguntarle “¿Como esta Oma?” Ella abrió los ojos pero aún así su ceño seguía fruncido “Bien, bien mijita, quiero saber por qué estás aquí y donde está mi plato!” Preguntó otras cosas al azar y luego la guié hacia su departamento que estaba cerca. Ella no me reconoció, ni siquiera un poco, aún parecía tener Alzhaimer pero me sentí complacida. La vi moverse sin dificultad, llena de vitalidad, hablando de más y enojándose por tonterías… la vi bien.

Desperté con un sabor amargo en la boca y lagrimas en mi cara. Ay abuela, que bueno ha sido poder verte, no importa si no sabes quien soy, lo que importa es que ya estás bien.


Este no fue ni el primer ni el último sueño que he tenido donde participó mi difunta abuela, sin embargo, es aquel en el que realmente la sentí, la percibí, sus colores, sus olores ¡Todo! Ella no me recordaba pero aún así tengo un pedacito de ella en mi.

Estos sueños, generalmente son más vívidos que cualquier otro, y es más común recordarlos. Tanto Freud como Jung analizaban esto con profundidad debido a la gran cantidad de personas que eran afectadas por ellos, sin embargo, mientras Freud lo relacionaba con la sexualidad del soñante, Jung aseguraba que nuestro subconsciente es más abierto y puede aceptar de una forma más armónica, la visita espiritual de algún ser. Ellos pueden traernos noticias, acompañarnos en alguna ultima aventura o pedirnos perdón o darnos perdón,o quizás simplemente decirnos que están bien. Lo importante es que pongamos atención en este tipo de sueños y en sus mensajes, y podamos aprovechar esos momentos con ellos, aunque estemos dormidos.

Por supuesto, por ahora no son más que teorías, sin embargo, estudios han confirmado que 6 de cada 10 personas han tenido sueños donde intervienen personas ya fallecidas, por lo cual, lejos de ser consuelo ante la idea de una muerte (la mayoría de estos sueños no dicen relación con la muerte), ratifica el poder de la mente y de los lazos oníricos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s